Mar10172017

Last updateMar, 17 Oct 2017 8am

Back Está aquí: Home ENTREVISTAS Entrevista a Carmen Hernández, presidenta del comité de Guadalajara de la Cruz Roja

Entrevista

Entrevista a Carmen Hernández, presidenta del comité de Guadalajara de la Cruz Roja

La Cruz Roja es un movimiento mundial. Nace en 1863, el fundador fue Henry Dunant pero para nosotros también es importante la enfermera Florence Nightingale, fundadora de la enfermería moderna tal y como la conocemos actualmente. Los dos inciden en los conflictos bélicos; mientras Florence Nightingale en Crimea se dedica a cuidar de los enfermos e introducir higiene en aquella época, Henry Dunant lo que hace es retirar a los heridos en los frentes, enterrar a los muertos y rehabilitar las infraestructuras. Estamos presentes en 190 países y la sección de España es una de las fundadoras. Cuando la Cruz Roja intervino en 1876-78 en la guerra ruso-turca los soldados turcos no querían que se les atendiera porque consideraban la cruz un símbolo religioso. Entonces se decidió usar los dos símbolos, la cruz y la media luna. Somos una organización aconfesional, no distinguimos ni religión, ni raza, ni edad. Somos una institución humanitaria que diversificamos mucho nuestras actividades. Trabajamos desde el principio con todo tipo de personas que están en dificultades.

¿Qué estructura tiene Cruz Roja en España?
Nuestra estructura en España es la misma del Estado: el niveles estatal, autonómico, provincial y local. Las asambleas locales eligen a los comités, esos comités eligen a las personas que les van a representar en el comité provincial; de abajo arriba. En la Asamblea Nacional se elige el Comité Nacional por elección directa y el delegado nacional.

¿Cuál ha sido su trayectoria en Cruz Roja?
Hice mi carrera laboral como enfermera de la Cruz Roja y estudié en el Hospital Central de Madrid, donde la organización tiene su sede. También pasé por una etapa política como diputada provincial y concejal en Guadalajara capital con Jesús Alique, etapa que reivindico ya que creo que, a pesar del desprestigio que hoy tiene la política, la mayoría de los que ejercen el servicio público es gente honrada. Sustituí a Javier Senén en el comité de la Cruz Roja de Guadalajara cuando le nombraron presidente autonómico, ahora es nuestro presidente nacional. En la asamblea nacional se da forma a lo que se llama el plan de acción (del 2015 al 2019), en base a la estrategia que nos ha marcado el movimiento mundial. Hemos construido un plan de acción con más de 2000 personas.

¿De quién se compone la Cruz Roja?
Se compone de socios, voluntarios y empleados. Contamos con profesionales idóneos para cada puesto. En Guadalajara (provincia y ciudad) la Cruz Roja tiene 60 empleados. En Sigüenza hay una técnica que está contratada para 8 horas a la semana. Orienta a los voluntarios que participan en los programas para mayores. Tenemos también una parte asociativa que es Cruz Roja Juventud: una asociación juvenil, allí hay otra figura, la de afiliados. Con los de los 8 a los 16 años se hacen juegos cooperativos, se les educa en valores a través de esas actividades. De los 16 a los 18 entran como voluntarios sin capacidad de decisión, y de los 18 a los 30 diseñan sus proyectos, los presentan en el comité provincial y si vemos que están bien y además son viables, adelante.

Luis Toro, responsable de Sigüenza y Carmen Hernández en la entrevista.

¿Qué proyectos se llevan  a cabo en Sigüenza?
En Sigüenza lo principal es el dedicado a los mayores, por la propia estructura de la población. Son varios proyectos: envejecimiento activo, ayuda a domicilio complementaria, atención a personas mayores con funciones cognitivas deterioradas. Luego tenemos la teleasistencia domiciliaria como empresa, la Junta de Comunidades la tiene adjudicada a una empresa y es gratuita, y nosotros si un usuario quiere que la hagamos nosotros, cobramos. También nos ocupamos de otras cosas. Tenemos un programa para personas con discapacidad, este es un programa que no se conoce mucho y que es interesante porque prestamos productos de apoyo (bastones, andadores, sillas de ruedas, camas articuladas, grúas...) y damos asesoramiento a personas que sobretodo tienen una limitación física. También damos charlas sobre economía doméstica y cursos formativos. Tenemos planes de formación externos sobre salud, medioambiente, cooperación...  Hay programas como Mujer en dificultad social, financiado por la Federación Española de Municipios y Provincias, que tiene que ver con la teleasistencia a las mujeres afectadas por violencia de género, que lo gestionamos nosotros.

¿Cómo se financian las actividades?
Los programas que elaboramos a nivel local están financiados solo por nosotros, como por ejemplo un seguimiento a personas mayores que viven solas: les llamamos por teléfono, las visitamos, nos interesamos por ellas. Las aportaciones que hacen los socios de Sigüenza se quedan en Sigüenza. Lo recaudado en la fiesta de la Banderita y el Sorteo de Oro se queda en Sigüenza. Los proyectos de cada pueblo lo decide el propio comité local, y luego lo traslada al provincial dependiendo de la magnitud. O desde el comité provincial se hacen sugerencias. Otros proyectos en los que participamos son de nivel estatal. Están financiados por el IRPF; cuando marcamos “fines sociales” en la declaración de la renta, aportamos. Es curioso que organizaciones benéficas de iglesia, como por ejemplo “Cáritas”, también estén incluidas en “fines sociales” y no en “iglesia”.

¿Está en activo el edificio de la Cruz Roja en Sigüenza?
Sí, ahora vamos a reformar el edificio, el terreno era una donación que prescribía al cabo de los 30 años, ya es nuestro. Se va a aislar el edificio y acondicionarlo para evitar frío y entonces esperamos utilizarlo más. Cuando se ha desarrollado una estructura sanitaria institucional más completa, como son los Centros de Salud, nuestros servicios de ambulancia han variado. Seguimos teniendo las ambulancias y las dotaciones —que son más exigentes hoy en día, tanto con las titulaciones como con el instrumental— pero ya no hacemos una atención directa a urgencias, porque eso está cubierto con el Centro de Salud y la UVI móvil. Ahora nos dedicamos más a asuntos preventivos. Cuando hay una concentración debido a un evento, aunque esté Protección Civil, la ONG del Ayuntamiento, también estamos nosotros porque resulta necesario cuando se reúne un número importante de personas. Cuando el organizador es una empresa, que es remunerada, nosotros pasamos una factura por nuestros servicios, cuando es por ejemplo las AECC la que organiza carreras, tenemos un convenio con ellos. Siempre estamos abiertos a colaborar con otras ONGs y otras instituciones.

¿Si en una urgencia la ambulancia del Centro de Salud está ocupada, se puede llamar a la ambulancia de la Cruz Roja?
No. Nosotros somos auxiliares de los poderes públicos. En el edificio de la entrada de Sigüenza nosotros atendemos a todas las necesidades pero antes tenemos que tener el informe del trabajador social del Ayuntamiento. Es él que dice lo que tenemos que darle al usuario, a veces un cheque por el recibo de la luz para que no se la corten, a veces para pagar la bombona de butano o alimentos, etc. La gente es muy solidaria, a veces hay donaciones de alimentos que se quedan en el edificio de la Cruz Roja y cuando hay una necesidad urgente se recurre a estos alimentos. Repartimos aquí en Sigüenza unos mil kilos de comida no perecedera al año. Aquí en Sigüenza atendemos a 89 personas en situación precaria. 

En las situaciones de emergencia ¿cómo actúa Cruz Roja?
Tenemos un programa de intervención en emergencia con unos equipos de albergue, avituallamiento, y logística temporal. En el edificio de Sigüenza vamos a almacenar uno de estos puntos, de manera que si ocurre algo en la ciudad le podemos pedir al Ayuntamiento un polideportivo y allí podemos montar camas, avituallamiento. Hay un depósito de este tipo en Sacedón, en Azuqueca y en Guadalajara capital, queremos hacerlo en Molina. Tenemos un acuerdo con el 112, cuando somos requeridos para estos temas tenemos esos depósitos. También tenemos un grupo de búsqueda terrestre de Media Montaña en Guadalajara, Azuqueca, Molina y ahora lo vamos a poner uno en Sigüenza y en Brihuega. También contamos con un grupo de atención psicosocial.

¿Quién puede ser voluntario de Cruz Roja?
Nuestros voluntarios son del siglo XXI, se necesita gente con conocimientos. El que quiere ser voluntario se acerca por algo, porque no puede dar dinero o a pesar de dar dinero quiere dar su tiempo. Hay voluntarios que son personas en paro y les ayuda a reforzar su autoestima. Muchos inmigrantes que están en ACCEM reorientando su vida, se hacen voluntarios nuestros. Tenemos un plan de formación propio, yo soy formadora a nivel institucional para los nuevos que llegan. Se firma un compromiso por el que el voluntario dice en qué proyectos quiere participar y el tiempo que quiere dedicar.
El voluntario en la acción voluntaria está asegurado, no le tiene que costar dinero y se le pagan los desplazamientos.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos