Mar10162018

Last updateVie, 01 Feb 2019 5pm

Back Está aquí: Home rapidas

Concierto de Andrea Dieci en el Pósito de Sigüenza

El programa del concierto del magnífico guitarrista Andrea Dieci, abarcó desde el periodo barroco al contemporáneo con distintas formas musicales, pero abundando en las sonatas. Su guitarra se llama “Butch”, fue construida por José Luís Romanillos expresamente para él hace casi treinta años y lleva el nombre del perro que entonces tenía el violero. Si el sonido del instrumento es una delicia, las manos de quien lo pulsó sacaron su mejor partido acariciando las notas sin esfuerzo y con el dominio de una técnica bien depurada. Las tres sonatas de D. Scarlatti parecen creadas para guitarra cuando realmente lo fueron para clave, resultan muy cortesanas, fáciles de escuchar, cortas y perfectamente adaptadas a las seis cuerdas. La siguiente sonata fue la opus 15b de Fernando Sor, que ocupa el mismo tiempo que las tres anteriores, donde el gran guitarrista recreó muchas de las posibilidades del instrumento al igual que hiciera su contemporáneo M. Giuliani. Andrea las interpretó con exquisito gusto todas ellas. Con el rondó de Castelnuovo-Tedesco, obra más actual y compleja que a mí me suena mucho a Albéniz, terminó la primera parte. Las cuatro mazurcas de Francisco Tárrega con que empezó la segunda parte son un clásico y resultan auténticas perlas cada una de ellas cuando se tocan con ese amor que pone Andrea. Para alcanzar la pieza final del concierto escuchamos primero el homenaje que rindió Falla a la muerte de C. Debussy creando esa pequeña (por duración) pieza para guitarra de aires tan granadinos con la inestimable colaboración del guitarrista M. Llobet, ese ritmo de habanera donde el gran pianista quiso evocar obras sobre Granada compuestas por el francés y que le había dedicado anteriormente. Después de esto ya quedamos perfectamente situados para escuchar la “Sonata para guitarra” del gran Antonio José; la oía por primera vez, es compleja pero maravillosa, su primer movimiento “Allegro moderato” es muy “cantábile” y es casi como una descripción de detalles que nos absorben mientras mirásemos un paisaje, donde es frecuente el paso del “forte” al “piano” súbito; el segundo movimiento “Minueto” desarrolla el primero, puede que para llegar al tercero “Pavana triste”, muy lento, que me resultó muy introspectivo y en el cuarto “Final” a veces sus sonidos me recordaban a los de su contemporáneo Maestro Joaquín Rodrigo, sin que pueda decir exactamente, regresando a los motivos del primer movimiento con más fuerza. Sin duda una obra interesantísima. La ovación de cierre no logró arrancar una propina de Andrea, pero ahí quedaba ese estupendo concierto con un programa acertadísimo para mi gusto.

Enhorabuena al maestro Dieci y a la Asociación Romanillos-Harris.

13 de octubre de 2018 en El Pósito de Sigüenza.

La danza de la compañía Nieves Jiménez llenó el Pósito de Sigüenza

Con el Pósito lleno, público en general, y conocidos y familiares de las bailarinas, tuvo lugar la presentación de Nieves Jiménez con sus dos grupos, uno más maduro formando elenco (cinco) y otro de alumnas (seis). En la primera parte recorrimos algunas danzas españolas con jota y seguidillas, zarzuela (La leyenda del beso) o piezas de I. Albéniz como Triana y Córdoba, muchas de ellas interpretadas por las alumnas. En esta primera parte la reproducción o las propias grabaciones del sonido que acompañaba a la danza no estuvo a la altura de los cuadros, vestimenta y danzas tan bonitas.

La segunda parte estuvo más centrada en los poemas (grabados con muy buena voz) y el sonido fue mucho mejor. Con piezas más flamencas, “Seguiriya”, “Jaleo”, “Tientos”, “Soleá”, “Tangos de Granada” y “Bulerías”, tanto Nieves como el elenco fueron las protagonistas, gustaron mucho al público que se arrebató por momentos. Tras unas palabras dedicadas a sus paisanos seguntinos, Nieves y todo el grupo en escena se bailaron un “A mi manera” aflamencado que supuso un cierre apoteósico. Acabaron invitando a subir a cuanto niño había en la sala y bailaron con ellos de despedida.

12 de octubre de 2018 en El Pósito de Sigüenza

Villa Rojo recoge la medalla al Mérito Cultural acompañado de la banda briocense de la que es socio de honor

El pasado lunes el teatro Circo de Albacete acogió la Gala de la Cultura en la que se entregaron las medallas al Mérito Cultural de Castilla-La Mancha.

Los premiados, trece en total, son personas o instituciones que promueven y fomentan la cultura castellanomanchega.

En este año 2018, la medalla al mérito cultural en las artes escénicas y la música, se le entregó a don Jesús Villa- Rojo, junto a otras tres personas que al igual que él destacan en este ámbito de la cultura como son: don José Luis Cuerda, don Antonio Martínez Ballesteros y doña Marta Torres.

La Gala de la Cultura estuvo presidida por el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page, quien refiriéndose al 40 Aniversario de la Constitución española dijo que: “la cultura es uno de los exponentes que más puede testimoniar lo que ha cambiado España”, además de que “la cultura va más allá de la política”.

Con motivo de la presencia de don Jesús Villa-Rojo, socio de honor de la Banda de Música de Brihuega, la agrupación centenaria acudió al acto para acompañar a tan ilustre compositor y director de orquesta briocense en un día tan especial para él. La asociación estuvo representada, entre otros, por su presidente Jesús Romera.

La Asociación Cultural Banda de Música de Brihuega sigue celebrando su 150 aniversario, y el siguiente acto será un concierto que ofrecerá la Federación Regional de Sociedades Musicales de la Comunidad de Madrid y al que desde estas líneas invitamos a todas aquellas personas que quieran acudir.

 

 

Solidaridad de "La Otra Guadalajara" con Fraguas

Comunicado de la asociación "La Otra Guadalajara" presente en la comarca de Molina de Aragón, sobre el conflico en el pueblo de Fraguas de la Sierra Norte de Guadalajara.

Despúes de informarnos por nuestra cuenta de lo que acontece en torno al conflico de Fraguas, queremos pronunciarnos públicamente y mostrar nuestra solidaridad y apoyo público con los anteriores propietarios y con los actuales pobladores de Fraguas, que como hemos podido saber, se sienten muy compenetrados y solidarizados entre ellos.

Mirando a través del espejo de la realidad de nuestra comarca de Molina de Aragón y por su gran despoblación y también su conformación municipal compuesta no sólo por Ayuntamientos sino también por muchas Pedanías y Entidades locales menores, no aceptaríamos jamás que a ninguno de nuestros cascos urbanos sean de cualquiera de las tres denominaciones expuestas los declararan terreno rústico.

Y del mismno modo que, en tal supuesto, nos movilizaríamos legal y pacíficamente por todos los medios legales a nuestro alcance contra ese intento para impedirlo. Y si a pesar de ello nos lo impusieran, seguiríamos lechando y reclamando sin cesar su reversión, acogiéndonos a los derechos municipales legales recogidos en la Constitución y en la Ley de Régimen Local de 1985, que dictaminan con nítida claridad de forma imperativa que los bienes públicos y patrimoniales de los cascos urbanos son inalienables, inembargables e imprescriptibles. Y seguros estamos, asimismo, que si se nos agotaran todas las posibilidades de poder resolver el problama mediante el diálogo, recurriríamos sin pensarlo al Tribunal Constitucional, sabedores de que nos protege la ley.

Pero es evidente, que además de llevar esa lucha propia, estaríamos deseando y agradeceríamos mucho ser comprendidos y encontrar la solidaridad de la ciudadanía y, especialmente, de los que padecen males parecidos (la despoblación y la falt de interés de la JCCM por solucionarlo), que es lo que hacemos ahora desde La Otra Guadalajara mostrando nuestra solidaridad con los anteriores propietarios y actuales pobladores de Fraguas de la Sierra Norte de Guadalajara.

Entendemos que no cabe otra salida sensata en estos momentos, que la del diálogo y el entendimiento entre la JCCM y los nuevos pobladores de Fraguas y zanjar el problema de forma amistosa y sin represalias de cárcel, ni multal, con independencia de que después se siga profundizando y se les devuelva el estatus que les corresponde como cascos urbanos con todos sus derechos de inembargabilidad, inalienabilidad e imprescriptibilidad, tanto a Fraguas como a otros pueblos y pedanías cuyos cascos urbanos fueron declarados sin más ni más como terrenos rústicos.

 

Encuentro coral en Sigüenza organizado por la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago

Empezamos el otoño con el encuentro de dos coros que, por afinidad de algunos de sus miembros (de uno y otro coro) con la asociación, se pusieron de acuerdo para acudir a Sigüenza y recaudar fondos de forma desinteresada con el concierto. Con el Pósito lleno y empezando por guardar un minuto de silencio por la muerte de la gran cantante española Montserrat Caballé, recibimos al Coro Garoé de Madrid que ya estuvieron en abril del año pasado en la Parroquia de San Pedro con 8 piezas para la misa, y después, con un recital variado de música coral, algunas de cuyas piezas volvimos a escuchar en esta ocasión. Raúl Barrio Alonso, su director, presentó cada uno de los bloques, así escuchamos piezas del renacimiento y barroco, populares, iberoamericanas y del siglo XX. Puede que por menos programadas, las que más me gustaron fueron: “Peccantem me quotidiae” de C. Morales, “Se equivocó la paloma” y “En los surcos del amor” de C. Guastavino y “Te quiero” de M. Benedetti con música de Favero y arreglo para coro de Cangiano.

Coro Garoé de Madrid.

Tras la estupenda primera parte, la Coral de la Facultad de Filología de la Universidad de Barcelona (un poco largo), digamos Coral F. F. U. B. a partir de ahora, resultó el contrapunto pues salvo el aria de “Lascia qu’io pianga” de Rinaldo de Haendel, el resto fueron coros de óperas italianas (y una francesa) donde pusieron de manifiesto su buen hacer, resultando muy aplaudidos por el público. Para mostrar que hacen también otras cosas, siguieron con “Jabberwocky” de Sam Pottle sobre el extraño poema de Lewis Carroll, pieza difícil y muy bien llevada que no conocía, el bolero de Cesar Portillo “Contigo en la distancia” y “L’Empordá” de Enric Morera sobre texto de Joan Maragall; fueron acompañados al piano por Juan Diego Fidalgo y dirigidos con maravillosa técnica y resultado por Óscar Salvador. En definitiva entre uno y otro coro más de veinte piezas, pero quedaba escuchar a los dos coros juntos (casi cincuenta cantantes) para lo que habían preparado “Tourdion”, pieza anónima francesa de taberna y vino que dirigió R. Barrio y “Cantares” de J.M. Serrat que dirigió Óscar Salvador. Una buena ovación tras recoger las placas de recuerdo hizo que todos juntos, con un director al piano y el otro dirigiendo, cantaran “Aleluya” de Leonard Cohen. Me gustaron tanto los grandes contrastes de volumen y el ánimo distinto para cada pieza de la Coral F.F.U.B. que hablando posteriormente con Jaro (uno de sus miembros) y saber que cantarían al día siguiente en Anguita (razón que facilitó el encuentro en Sigüenza) me fui a escucharlos en la misa de 12 en la festividad de Nuestra Señora de la Lastra- Virgen del Rosario, la patrona, encontrando a unos cuantos seguntinos que son de allí, un cura párroco que es para oírlo y una actuación de piezas sacras muy bien interpretadas que culminaron en el “Aleluya” del Mesías de Haendel.

Coral de la FFUB

Enhorabuena a la asociación por este encuentro, ha sido estupendo.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos