Vie07202018

Last updateVie, 01 Feb 2019 5pm

Back Está aquí: Home rapidas Se celebran las XIX Jornadas Medievales en Sigüenza

Se celebran las XIX Jornadas Medievales en Sigüenza

Miles de visitantes disfrutaron los días 6, 7 y 8 de julio de música en directo, de los más de 130 puestos artesanos que jalonaron toda la ciudad, de la mano de la animosa Asociación Medieval de Sigüenza, que, junto al Ayuntamiento de la ciudad, organiza las Jornadas Medievales.

VER VIDEO RESUMEN DE LAS JORNADAS DE ANA CALLES

El viernes 6 de julio comenzaron las jornadas con los acordes de la música medial y el hechizo de las brujas de Sigüenza. Más de 130 puestos de artesanía local, viandas de todo tipo, jabones, bisutería, orfebrería o jabones se podían encontrar en las calles de la ciudad..

Uno de los grupos que ha actuado en las calles de la ciudad este fin de semana ha sido el aragonés Ixera. “Como cada año, desde hace siete, animamos las calles de Sigüenza, transmitiendo alegría a la gente, y agradecidos y contentos”, decía uno de sus integrantes. Su música está basada en el sonido tradicional aragonés, “transformado en folk 'bastardo', influenciado por la música almogávar, puesto que representamos a los soldados de la Corona de Aragón que reconquistaron el Mediterráneo”. VER IXERA Su estandarte, hecho con una calavera de cabra en su centro, piel y madera, refleja las en las franjas rojas y gualdas de Aragón, y tiene dos culebras enraizadas que simbolizan a la Fuente de Jánovas, en Ordesa. ESTANDARTE DE IXER

Sandra Serrano representaba, este año por primera vez, el papel de Doña Blanca de Borbón, personaje histórico que, como es bien conocido, es el eje de las Jornadas Medievales. Tiene 18 años, una edad similar a la que tenía la reina cuando llegó a la ciudad. Vivía su primera experiencia con una gran ilusión. “Es un honor para mí representar este papel en Sigüenza, y aún más cuando veo que los seguntinos se vuelcan con sus Jornadas Medievales”. Sandra había preparado a conciencia sus intervenciones, los lamentos de la reina en el Castillo, y el destierro. “La de Doña Blanca de Borbón es una historia triste, pero bonita al mismo tiempo, que, en ningún otro lugar se puede revivir como aquí”. VER SANDRA SERRANO.

El sábado, a las doce de la mañana, los personajes históricos se daban cita en la Plaza de Don Hilario Yabén, para recorrer el casco antiguo de la ciudad. El cortejo le añadía brillantez a los monumentos por los que pasaba. Allí estaba, cómo no, Juan Gonzalo, que con sus bailes y reverencias precedía el desfile. Pedro I El Cruel, y su esposa, Doña Blanca de Borbón, así como el resto de personajes históricos, recorrieron las calles del Cardenal Mendoza, Plaza de Don Bernardo, Mayor, Travesaña Alta, Plazuela de la Cárcel, Puerta del Hierro, Portal Mayor, Castillejos y Plaza del Castillo, seguidos de todos los grupos musicales y de animación que han participado en las jornadas. En total, más de un centenar de personas. VER INICIO DEL DESFILE.

Los dulzaineros, cómo debe ser en la ciudad de José María Canfrán, marcaban el ritmo musical, en este caso con música cortesana. En el trayecto, Don Pedro y Doña Blanca mostraron, este año especialmente, sus respetos a la Fortis Seguntina y al Museo Diocesano, ambos de celebración en 2018. Una vez el desfile llegó al Patio de Armas del Castillo, tomó la palabra Primitivo Alguacil, en representación de la Asociación Medieval seguntina, para irle dando paso, sucesivamente, a las actuaciones programadas en aquel escenario. En primer lugar, el obispo Pedro Barroso, les dio la bienvenida a los reyes, quienes además, recibieron las llaves de la ciudad, aunque tampoco sucediera así en la realidad. A continuación, Doña Blanca declamó sus versos tristes, dando lectura a su manifiesto. Su inicio dice así: “Por la ventana del Castillo, que las tierras de Sigüenza miran, yo, la reina de Castilla pienso, si el cruel rey Don Pedro, vendrá a verme, o me olvida. Desterrada y presa fui, en la torre de este Castillo. ¿Quién se acordará de mí, sumida en este destierro?”, declamó. Pues bien, un año más, toda la ciudad, y sus miles de visitantes, volvieron a honrar la memoria de la reina francesa y de su penar.

VER ENTREGA DE LLAVES

LECTURA DEL MANIFIESTO

A continuación, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza, Sonsoles Arcones, también miembro de la Asociación Medieval, presentó el reconocimiento que las Jornadas Medievales le han concedido este año al periódico Nueva Alcarria, por la labor de promoción que del evento que ha llevado a cabo a lo largo de estos años, “y que haremos extensivo a otros medios de comunicación en años sucesivos, reconociendo así la importancia de los medios de comunicación para divulgar nuestras Jornadas, y detrás de ellas, la ciudad de Sigüenza”, anunció Alguacil. VER PRESENTACION DEL PREMIO. Lo recogieron, de manos del alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, Miguel Bernal, presidente de Nueva Alcarria, y Pedro Villaverde, director adjunto. “Para Nueva Alcarria es un orgullo y un enorme honor recoger esta distinción. Como seguntino, quiero subrayar la labor de todos los que participáis en las Jornadas Medievales, dando con ello una muestra de generosidad y cariño hacia nuestra ciudad dignas de admiración”, dijo. VER PALABRAS DE MIGUEL BERNAL.

A continuación actuaron todos los grupos que, a lo largo de los tres días, han amenizado las Jornadas Medievales: Ixera, Barromba, Barzonia, el Grupo de Danza de Manzanares El Real, los Dulzaineros de Alcalá, y los Caballeros de Baucan. “Este año hemos introducido algunos cambios que creo han mejorado el desarrollo del evento, algo que el público ha percibido positivamente”, explicaba Primitivo Alguacil sobre el desarrollo de las Jornadas. VER PRIMITIVO ALGUACIL.

Ya por la tarde, de nuevo, y aunque no sucediera realmente, partidarios de doña Blanca intentaron asaltar el Castillo para liberar a la reina de su confinamiento. Allí se escenificaron combates entre las tropas de Pedro I, El Cruel, y estos animosos seguntinos, que lamentablemente, no lograron el objetivo de rescatar a la reina. A continuación, tuvieron lugar las justas a caballo en el parque de las Eras del Castillo.

A partir de las diez de la noche, el corazón medieval de la ciudad se llenó de velas. Aparecieron las brujas, para extender sus conjuros, en este caso benefactores, sobre propios y extraños. VER BRUJAS EL SÁBADO POR LA MAÑANA. Las acompañó el grupo de batucada de la banda de la Vera Cruz de Sigüenza. Ya por la noche, siguió la música, hasta altas horas de la madrugada.

El domingo, la ciudad ha revivido el destierro de Doña Blanca, camino de Jerez de la Frontera, un hecho histórico que sí sucedió realmente. Doña Blanca murió en Medina Sidonia por causa desconocida pero, con seguridad, no natural. El III Duque de Borbón, hermano de Doña Blanca, quiso vengar su muerte, y en 1366 envía una tropa al mando de Du Guesclin para apoyar a Enrique de Trastámara en su lucha contra Pedro I de Castilla y de León, ambos hermanos bastardos. Este mismo Du Guesclin es quien posteriormente en otro episodio histórico, ayuda a Enrique de Trastámara en su duelo fratricida con Pedro I, causándole la muerte en Montiel en 1369, e instaurándose así en Castilla la dinastía de los Trastámara. En este episodio es donde parece ser se pronuncia por Du Guesclin la célebre frase de «...ni quito ni pongo Rey, pero ayudo a mi Señor».

Y aunque realmente el combate tuvo lugar en Montiel, también se ha revivido esta mañana en el patio de Armas del Castillo, siendo el momento de la muerte de Pedro I El Cruel, el más aplaudido de las jornadas, junto con el homenaje que, igualmente en la mañana de este domingo, ha recibido María Pérez, la voluntaria de la Asociación Medieval que ha representado durante años el papel de Doña Blanca. Sus compañeros, y por extensión Sigüenza, le han hecho entrega de una placa conmemorativa, así como un pergamino que reconoce su labor en favor de la promoción de la ciudad, y también de la Asociación.

A lo largo del fin de semana, todas las plazas hoteleras y hosteleras de la ciudad se han colmado. En el desarrollo de las Jornadas han colaborado un total de 200 voluntarios, entre personal de Cruz Roja, de Sigüenza y Guadalajara, Protección Civil, de Sigüenza, Guadalajara y El Casar, y voluntarios de la Asociación Medieval, además de Guardia Civil y Policía Local. En diferentes momentos del fin de semana, han acompañado a los seguntinos y su corporación municipal presidida por José Manuel Latre, en la celebración de las Jornadas Medievales el senador Juan Antonio de las Heras, la congresista Silvia Valmaña, además de diputados regionales y provinciales. “Agradezco a la Asociación Medieval su generosidad y esfuerzo para beneficiar el turismo hacia la ciudad y a todos los voluntarios que de una u otra manera colaboran, aumentando cada año el número de actividades, de visitantes y de participantes. Las Jornadas Medievales unen a la gente, a los seguntinos, nos recuerdan nuestra historia, animan a contemplar Sigüenza y sus monumentos, y toda su riqueza patrimonial, folclórica y gastronómica”, concluía el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre. VER ALCALDE DE SIGUENZA.

Application 0.025 seconds (0.025); 0.42 MB (0.199) - afterLoadApplication 0.156 seconds (0.131); 2.03 MB (1.618) - afterInitialiseApplication 0.273 seconds (0.117); 3.65 MB (1.613) - afterCache