Mar08142018

Last updateVie, 01 Feb 2019 5pm

Back Está aquí: Home SOCIEDAD Rentas eólicas: ni el oro ni el moro, el "chocolate del loro"

Sociedad

Rentas eólicas: ni el oro ni el moro, el "chocolate del loro"

Según fuentes de los trabajadores del sector de la energía eólica, en la linea de parques eólicos situados entre las comunidades autónomas de Castilla-León y Castilla-La Mancha, del mantenimiento de un total de 185 aerogeneradores se ocupan entre 8 y 10 empleados. Y, según manifiestan, la tendencia es reducir personal. Así que no van a ser los gigantes aspados los que reviertan el paro crónico que padecemos. Tampoco nos van a sacar de pobres las rentas que se perciban por los terrenos en los que se asientan, tal como muestra un estudio sobre las consecuencias fiscales de los ingresos percibidos por los propietarios de las tierras donde radiquen los aerogeneradores, elaborado por F.J.C., técnico de Hacienda y miembro de AMESAH, que se resume en este artículo.

Las consecuencias socio-económicas acarreadas por la instalación de aerogeneradores son muchas, y existen muchos trabajos en este sentido; sobre todo en cuanto al estudio de los grandes beneficiados y los grandes perjudicados. Sin embargo, sólo quiero dejar constancia de un párrafo de las conclusiones de la Facultad de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, que dice taxativamente: “En las zonas rurales donde se ubique un parque eólico no se producen efectos sociales favorables”. No hay más ni mejor empleo, no hay formación de mejor calidad, no repuntan las actividades complementarias, no se demandan proveedores locales; tampoco se producen efectos económicos favorables, no existe reinversión de beneficios (se trata, por lo general de empresas multinacionales que ni siquiera declaran en España), no se fomenta el empleo ni la gestión empresarial, no se realizan nuevas infraestructuras comunitarias...

Nos centraremos, en todo caso, en las consecuencias financieras para los propietarios de parcelas donde se haya proyectado la instalación de un aerogenerador. En primer lugar, hay que tener un mínimo de dos hectáreas alrededor de uno de ellos para poder recibir íntegramente la renta. Echando un vistazo a los mapas catastrales de la zona donde irían instalados resulta que las fincas particulares son muy pequeñas y alargadas, lo que haría que los propietarios sólo tuvieran derecho a una parte de la renta. En segundo lugar para comenzar a pagar la renta la empresa promotora exige la inscripción de su contrato de arrendamiento en el Registro de la Propiedad, por lo que tendrá que constar en el mismo la descripción de la parcela, su titularidad y su título de adquisición. El coste en abogados, notarios e impuestos —si no se tiene todo bien registrado— es en muchas ocasiones desorbitado. Unos tendrían que acudir a la inmatriculación, otros a la declaración de herederos, a expedientes de dominio, actas de notoriedad etc, procedimientos muy costosos en dinero y paciencia. Es muy difícil hacer una estimación, por lo que si alguien se considera “agraciado” con la colocación de un aerogenerador en su parcela debería ir pidiendo presupuesto en cualquier notaría.

Para el cálculo de la renta me remito a un contrato real que he conseguido de un proyecto en Valladolid, que al final no se llevó a cabo por la proximidad con su aeropuerto. En principio, en este contrato se ofrece, a elección del propietario, 6000€ o el 2% de la facturación del aerogenerador a la empresa distribuidora. Hace tiempo la elección de la renta variable era más aconsejable pero desde el Real Decreto 413/2014 no se tienen en cuenta las subvenciones que todos pagamos en la facturación, y que son más del 50%, lo que provocó el descontento en muchos lugares; en concreto, y por su cercanía, Maranchón. Teniendo en cuenta que esta oferta se hizo para buenas fincas de cultivo en Tierra de Campos y con esta modificación de la Ley, si el término variable baja en un 50%, lo normal es que también baje el fijo en la misma cantidad.

Los aerogeneradores propuestos para nuestra zona son más grandes que los proyectados en Valladolid, pero esta premisa no tiene importancia en el cálculo de la renta, ya que a mayor altura mayor superficie necesaria; o, lo que es lo mismo, mayor cantidad de propietarios a repartirse la renta de un solo aerogenerador. Teniendo en cuenta todas estas premisas, lo más lógico es que, si la empresa promotora se siente magnánima, ofrecerá como máximo 4.000€ por cada dos hectáreas que necesite para instalar un aparato. La opción de la renta variable (en función de la producción) no se la aconsejo a nadie, ya que hace del contrato de arrendamiento algo muy voluble, dependiente de la meteorología y sobre todo de la legislación, que siempre beneficiará a promotores y productores, nunca a los propietarios de las tierras. Veamos dos ejemplos de dos personas perfectamente posibles, si no comunes, en nuestra comarca:

María tiene 53 años, hace ocho arregló una bonita casa en Alcuneza para pasar el verano y algunos fines de semana. Compró la casa, que venía junto con un pequeño huerto y dos parcelas en el monte; sobre una de ellas se instalaría el aerogenerador más cercano, a unos 1.300 metros del pueblo. La renta prometida por Green Capital Power supongamos que sería de 4.000 € pero en las dos hectáreas donde se instalaría hay 12 propietarios; por lo que María recibiría 333 €. Es trabajadora por cuenta ajena con un buen salario bruto de 45.000€; y aunque tiene la obligación de presentar el Impuesto sobre la Renta le hacen bien la retención y ni paga ni le devuelven. El año que la promotora le ingresara el arrendamiento de los 333€, técnicamente se consideraría un rendimiento del capital inmobiliario que incrementaría su base imponible; por lo que le saldría a pagar 128€. Además, la subida del IBI (contribución) por el cambio del uso del suelo ha sido de 140 €. En total ganaría unos 65€. Todo ello suponiendo que tenga conocimientos informáticos y fiscales para presentar la Declaración censal (Modelo 037) una sola vez, tres trimestres de IVA (Modelo 303) sin actividad, un trimestre de IVA (Modelo 303) con ingreso de 70€ cuando cobre la renta y el modelo 390 de resumen anual de operaciones de IVA en enero, además de la declaración del IRPF de mayo a junio.  Tengamos en cuenta que cualquier olvido en la presentación de cualquiera de estas siete autoliquidaciones puede reportar una sanción mínima de 150€... Y todo ello por sólo 65€ al año... Juzgue el lector...

Otro problema es que aunque a ella le vendieron la parcela en escritura pública la misma no aparece inscrita en el Registro de la Propiedad, por lo que tendría que intentar una inmatriculación. Y, cuando conoce el coste y los trámites de la misma, se da cuenta de lo poco atractivo de la renta que le ofrecen.

Pedro, de 76 años, vive en Guadalajara en invierno, pero para el resto del año tiene una casa en Riosalido que heredó y ha ido arreglando poco a poco. Parte de la herencia es una parcela en los baldíos donde se instalaría el aerogenerador más cercano, a unos 900 metros del pueblo. La renta prometida por Green Capital Power es de 4.000€ pero en las dos hectáreas donde se ubicaría hay 17 propietarios; por lo que recibiría 235€. Afortunadamente, hizo bien la partición de la herencia con sus hermanos y lo tiene todo bien inscrito en el Registro de la Propiedad, algo bastante extraordinario en esta zona.

Después de toda una vida trabajando tiene una pensión bruta de 17.000€, nunca ha presentado declaración de la renta ni estaba obligado. El año que percibiera el arrendamiento de 235€ estaría obligado a hacerla, y le saldría a pagar 54€. La subida del IBI (contribución) por el cambio del uso del suelo ha sido de 100€. Como no entiende muy bien cómo presentar el IVA decide ir a una gestoría (la más barata de las que he encontrado cobra 30€ por cada trimestre de IVA y 50€ por la declaración del IRPF). El modelo 390, con un poco de suerte, se lo presentan gratis. Total, tendría que pagar al gestor 170€. Si a los 235€ que le da la multinacional le restamos el IRPF, el IBI y el coste de gestoría, al final tenemos que Pedro pierde 89€.

Este tipo de cosas está haciendo que muchos propietarios estén renunciando a la renta que les ofrecen, sobre todo en zonas como Galicia donde las parcelas son aún más pequeñas que aquí. En conclusión, diremos que sólo puede ser rentable el arrendamiento de tierras para la instalación de aerogeneradores cuando eres propietario de grandes extensiones donde te colocan uno o varios de ellos, tienes las fincas perfectamente registradas y tienes suficientes conocimientos para no necesitar de profesionales para la administración de tus bienes.

F.J.C., técnico de Hacienda, en colaboración con Juan de Ures; ambos miembros de la Plataforma de Afectados por los Macroproyectos Eólicos Sigüenza y Alto Henares (AMEAH)

Application 0.023 seconds (0.023); 0.42 MB (0.199) - afterLoadApplication 0.136 seconds (0.114); 2.03 MB (1.610) - afterInitialiseApplication 0.230 seconds (0.094); 3.62 MB (1.596) - afterCache