Animales astronautas

Muchos son los animales y plantas terrestres que han ido al espacio exterior. En esta sociedad, en la que solo cuenta el récord, solo nos acodamos de la perra Laika, sin embargo…

Falsa creencia. La perra Laika fue el primer animal en viajar al espacio y murió “asesinada” mediante una inyección letal en su cabina, ya que no existía la tecnología para el aterrizaje.

Antes que Laika viajaron al espacio muchos animales. Los primeros unas moscas de la fruta las que americanos lanzaron en 1946 en un V-2 (el misil balístico que tantos quebraderos de cabeza dio a los londinenses en la Segunda Guerra Mundial) confiscado a los alemanes; pero claro, como eran “bichos”, no cuentan.

El siguiente animal astronauta fue Albert II, un macaco Rhesus, que viajó en 1949 en otra V-2 americana. El pobre murió al fallar el sistema de paracaídas de la cápsula. Tras él fueron al espacio muchos otros monos en cohetes americanos, aunque ninguno sobrevivió al viaje o al aterrizaje.

En 1951 la URRS envió a los perros Tesygan y Dezik que regresaron vivitos y coleando al “paraíso soviético”. Estos perros repitieron viaje, convirtiéndose en astronautas expertos. Otros perros soviéticos les siguieron al espacio.

El Año Geofísico Internacional (1957-1958), buscaba la contribución de los países en el desarrollo pacífico del estudio de la Tierra. Fue un periodo muy animado, ya que americanos y soviéticos lo aprovecharon como plataforma propagandística.

Ambos realizaron lanzamientos espaciales en los que estudiaron los polos terrestres y el máximo de actividad solar de ese año; pero el mayor éxito lo obtuvieron los soviéticos que lanzaron el 4 de octubre de1957 el Sputnik 1, el primer artefacto humano puesto en órbita.

Los soviéticos se llevaron de nuevo el gato al agua, digo… el perro a la órbita, y el 2 de noviembre de 1957 pusieron en órbita el Sputnik 2 con la perra Laika (“ladradora” en ruso) a bordo.

En el año 2002, los científicos rusos contaron que la perra murió aproximadamente a las seis horas del viaje como consecuencia del calor, la alta humedad y el estrés producidos por el fallo del desprendimiento de la última fase del cohete propulsor. Había dado cuatro vueltas a la Tierra. La cápsula se recuperó en abril del 1958.

El 31 de agosto de 1958 los americanos lanzaron al primer ratón en otro V-2. El 13 de diciembre del mismo año viajó un mono ardilla llamado Gordo, que también murió por fallo del paracaídas de recuperación de la cápsula.

No fue hasta el año siguiente, 1959, cuando los americanos consiguieron recuperar por primera vez vivos a Able y Baker, un macaco Rhesus y un mono ardilla respectivamente, que viajaron en un misil AM-18.

Recapitulando, Laika no fue el primero de los animales que viajaron al espacio (no sabemos  cuántos lo hicieron antes, ya que la historia oficial de la carrera espacial soviética no es muy fiable); sin embargo, Laika fue el primer animal que orbitó la Tierra, lo que representó un gran logro de los científicos e ingenieros soviéticos. Murió por accidente; pero hay que decir que la cápsula no estaba preparada para la reentrada (aunque ya existía la tecnología para hacerlo) y solo tenía comida para 10 días. Fue el único animal que los soviéticos lanzaron sabiendo que moriría.