Mar08112020

Last updateDom, 09 Ago 2020 6pm

Back Está aquí: Home dciencia ¡Qué enano eres, Plutón!

¡Qué enano eres, Plutón!

Curiosa la polémica sobre Plutón: ¿planeta?, ¿planeta enano? Incluso dicen que si es planeta se estudia en Primaria y si no, no... ¡Pobrecillo!

“Plutón ha dejado de ser Planeta por puro capricho de los científicos, que no saben qué inventar para que se les haga caso”, me dijo una vez un amigo.

Cuando se pensó en la existencia de Plutón para explicar las irregularidades residuales de la órbita de Urano (ver artículo del mes pasado, El Planeta X) se consideró que este debería de ser un planeta gigante de unas 12 veces la masa de la Tierra.

Muchos fueron los astrónomos que buscaron al noveno planeta, e incluso a un décimo. Cuando Percival Lowell inició su búsqueda en 1894 los cálculos ya habían bajado a 7 masas terrestres.

Clyde Tombaugh, descubridor de Plutón en 1930, no pudo observar su forma como un disco visible, lo que rebajó a Plutón hasta un máximo de 1 masa terrestre. Su órbita era mucho más excéntrica que la del resto de planetas y su bajo albedo (la proporción de luz que se refleja en la superficiede un objeto respecto de la recibida) de 0,07 solamente, le hacían mucho más parecido a un asteroide o un cometa.Ya entonces varios astrónomos pidieron que no se clasificara como planeta.

Los diversos estudios posteriores han ido rebajando su masa progresivamente: 0,91 masas terrestres en 1942; 0,1 en 1948; 0,025 en 1973; 0,01 en 1976…
En 1978 el estadunidense James W. Christy descubrió su luna, Caronte. Ayudado por su compatriota Robert Sutton Harrington pudieron determinar matemáticamente la masa de Plutón como 0,002 la masa terrestre.

Es decir, la masa calculada de Plutón ha menguando desde 12 masas terrestreshasta 0,002. ¡6.000 veces menor! Es lógico que no pudiera permanecer en la categoría que se le asignó en un principio.

Además, a partir de1993 se empezaron a descubrir otros objetos esféricos o casiesféricos en órbitas cercanas a la de Plutón, como Sedna, Eris, Makemake, Haumea, 2007 OR10, Quaoar, Orcus, 2002 TC302,  Varuna, 2002 TX300, 2002 AW197, 2002 UX25, Ixión… y se piensa que debe de haber miles de ellos en el Cinturón de Kuiper.

La situación parecía que iba a descontrolarse. Había que tomar una definición de planeta que resolviera la situación de Plutón y sus nuevos primos, y que considerara a los asteroides esféricos Ceres, Vesta, Pallas e Hygiea en la solución.

La Unión Astronómica Internacional definió en 2006 como planeta clásico al “astro que orbita alrededor de una estrella (o remanente de ella), que tiene suficiente masa como para ser casi esférica (su gravedad supera a las fuerzas de cohesión de los sólidos) y ha limpiado la vecindad de su órbita de planetesimales”.

Esta definición excluye, tanto a los cuerpos esféricos del Cinturón de Asteroides, como a los del Cinturón de Kuiper y pone orden en el maremágnum de objetos que componen el Sistema Solar,  que hoy en día son nada menos que: Sol, planetas (rocosos, gigantes gaseosos, gigantes helados y enanos) de distintos tipos (planetas clásicos, plutoides y plutinos), satélites, asteroides, asteroides troyanos, asteroides cercanos a la Tierra, cometas, centauros, meteroides, polvo estelar, viento solar… así como algunas estructuras: los

Cinturones de Asteroides y de Kuiper,  y las probables Nubes de Oort y de Hills.

Es decir, Plutón no ha dejado de ser planeta, si no que ha cambiado de subcategoría porque su tamaño y masa es mucho menor de lo que se pensó cuando se descubrió y sus características encajan mejor en la categoría de planeta enano que en la de planeta clásico.

En cuanto a que se estudie o no en los colegios…estos son malos tiempos, tanto para Plutón, como para Platón.