Jue12032020

Last updateJue, 03 Dic 2020 7pm

Back Está aquí: Home dcultura La Semana de la Música en honor de Santa Cecilia en Sigüenza

La Semana de la Música en honor de Santa Cecilia en Sigüenza

Con motivo de la semana de la música en honor de Santa Cecilia, tuvimos el placer de asistir a la actuación del Coro de Cámara La Trova, a cargo de su directora Mª José Álvarez Borondo.

Su programa “Andar Descalza y Cantar entre Pucheros”, dedicado a nuestra mística Teresa de Ávila, estuvo muy bien seleccionado y clasificado.

Gracias a la estupenda narración que hicieron tanto Antonio López Rojas como Mª Teresa Pintos del Valle en la piel de Santa Teresa, nos llevaron a recorrer la vida de la Santa, tal como era en su mocedad, en su madurez, con sus debilidades, su fuerza, su fe y su pureza.

A medida que avanza el repertorio vamos viendo y sintiendo a Teresa de Jesús como si hubiese irrumpido de repente en la Iglesia de San Vicente.

Además del buen repertorio escogido, (3 piezas tradicionales sefardíes, polifonía religiosa, motetos, hasta un total de 12 piezas), el Coro La Trova hizo un trabajo excelente. El buen empaste de todas las voces, entradas perfectas, claridad y llevados discretamente por las manos de su directora,  supieron transmitirnos con la música esa maravillosa vida de Teresa de Jesús. 

Quiero dar las gracias a personas como Antonio López, el Padre Jesús (párroco de San Vicente) y a La Trova en este acto, y a tantas otras personas en otros actos, porque hacen posible que en Sigüenza podamos disfrutar de buena y cualificada música.

Queramos o no la música esta implícita en nuestras vidas desde que nacemos, nos hace rememorar, aflorar sentimientos, nos alegra, nos calma y en esta ocasión nos ha hecho ver a Santa Teresa de Jesús a nuestro lado.

Lola Cruz


Después de los conciertos del fin de semana anterior, con “La Trova”y “Sandra Merino”el sábado 14 de noviembre y la “Banda de Sigüenza” el domingo 15, la semana de la música continuó el lunes 16 con el “Baile Popular Infantil”, en el pub J L. Dani Sopeña al saxo y sus dos hijos en la percusión (TheMusicFamily) deleitaron a peques y mayores con música y juegos. El resto de los días fueron de puertas abiertas en los ensayos de “Voces de Sigüenza”, “Banda de Sigüenza” y “Banda de Cornetas y Tambores”. El ofrecimiento no fue en balde y acudieron personas ajenas a las formaciones interesándose y viviendo en directo como se cuece lo que luego se toca en público.

De manera que llegamos al siguiente fin de semana con dos espléndidas intervenciones programadas para la tarde y noche del sábado 21.
Juan Hedo ofreció un estupendo concierto en El Pósito. Acompañado tan solo por su guitarra, hizo honor al título de su concierto “Canciones de hoy y de siempre que refrescan el corazón”, y todos gozamos de su voz y esa guitarra bien tañida a lo largo de 16 canciones. Su voz bien templada, fraseando extraordinariamente y acomodando siempre el acento musical a la letra, llegó muy adentro en la audiencia que contemplábamos la sensibilidad exquisita de este gran artista. Gustó, tanto en las canciones de siempre (en español o en portugués), como en sus propias creaciones. Sus versiones de “Lisboa antigua”,“O marujo portugués” y “Coimbra” fueron deliciosas, pero sus interpretaciones de ranchera, cueca, tango, etc. fueron a la par; y es que controla estupendamente el tiempo y el ritmo, acomodándolo y dándole todo el sentido a la canción. De Carlos Cano, tristemente fallecido, ofreció su propia versión de “María la portuguesa” y de “Habaneras de Cádiz” (fue la propina) acariciando el detalle, cortando la voz y dejando un susurro en el aire, todo con tan buen gusto que fueron muy aplaudidas. De sus canciones propias nos presentó tres bien distintas, recogiendo en ellas sentimientos de las ocasiones vividas; en todas mostró su facilidad para la letra con sentido y encaje, inspiración de un juglar de los de siempre. Creo que volveremos a tenerlo por aquí en alguna ocasión pues el público lo apreció grandemente.

La noche se fue tornando fría y ventosa mientras la gente cenaba; las nubes negras galopaban sobre un fondo de gran luna blanca bajo cero, pero al concierto de rock del grupo “Los Lost” en Nerea Pub acudió tanto personal que había que turnarse entre dentro y fuera del local cada poco rato; el sonido auténtico de buen rock estaba allí. Con piezas de siempre, bien no, muy bien interpretadas. El conjunto sonaba con ganas y dominio. El personal, más que nada femenino, clavado en la primera línea, no cedía hueco, pero aunque apenas veíamos a los integrantes, su marcha alcanzó a todos volando el tiempo como las nubes.

Creo que esta semana musical coordinada por la Hermandad de Sta. Cecilia ha resultado una estupenda idea de acercamiento en los dos ámbitos, es decir en el de trabajo de preparación (ensayo) y en el de exposición (concierto o audición). También en la muestra de todo tipo de música, tanto religiosa como profana, individual o de conjunto, moderna o antigua, en fin, música para todos. Mis felicitaciones a la hermandad y a todos los participantes.
¡Viva Santa Cecilia! ¡Hasta el año que viene!

Sajor