Y con el buen tiempo vuelven las ferias y fiestas en barrios y pueblos

Estas últimas semanas ya se han celebrado algunas de las ferias y fiestas de nuestros pueblos. Normalmente coincidiendo con el santo patrón del mismo, haciendo homenajes y/o romerías en honor a estos. Nos escama un poco que se tiña de sangre tal fiesta.

Según la RAE fiesta se define como:
1. Acto o conjunto de actos organizados para la diversión o disfrute de una colectividad.
2.Reunión de gente para celebrar algo o divertirse.
3.Diversión o regocijo.

Así pues, si bien los propios ayuntamientos organizan actos estos días para pasarlo y celebrarlo en grande, nos preguntamos: ¿Por qué algunos de estos eventos, se castiga, atormenta y al final mata sin remedio, por leyes taurinas, a reses
rumiantes?

Es más, "cambio de tercio", ¿Cuánto cuesta del dinero de todos, dinero público, un acto taurino del que cada día es más carca, pues necesitan adoctrinar a niños para acudir y escusar que hay demanda de estos eventos? ¿Cuántos accidentes más, heridos, muertes de vecinos, destrozos mobiliarios...? Negligencias que fácilmente pueden ser evitadas, redireccionando la manera de ofrecer al pueblo una verdadera diversión, dando una alternativa cultural ética de respeto, cuidado y aprecio por la vida.

Que los ayuntamientos busquen una alternativa lúdica y educativa para los menores. Que encaucen los gastos públicos a los grandes baches que esta pandemia ha dejado en nuestra población.

Un aporte al pueblo que enriquezca la mente, que sea didáctica, respetuosa, que lleve a Guadalajara y a sus pueblos a ser nombrada como ejemplo de civismo y corazón.

Encierros por las calles o campos, capeas, banderilladas, corridas de toros… todas llevan a una res a su ejecución. Dolores Marsans decía respecto a la tauromaquia: "De todas las formas de crueldad, la practicada por diversión, es la más repulsiva". Cualquier alteración que saque a un animal de su medio natural, le producirá miedo o ansiedad. Ambiente, para ellos, antinatural, ruidos, gritos, correr sobre asfalto, transporte previo, golpes, caídas, elementos de pirotecnia, modificaciones en sus biorritmos naturales de horarios, exponiendo a niños, ancianos personas de movilidad reducida a un peligro que lleva a una reacción natural de un animal estresado.

Un animal que solo ataca si es provocado, acosado, golpeado, obligado a estar en un redondel, vareado, donde solo siente miedo, y que solo ataca, más bien se defiende, para proteger su vida. Instinto de supervivencia en cualquier ser vivo, común en todas las especies.
Si bien no todos son maltratos físicos, aunque el fin seguro es su muerte, por el camino en su mayoría son maltratos psicológicos injustificados, incompatible los dos aspectos, inicio y fin, con la preservación del bienestar animal.

Los ayuntamientos de toda nuestra provincia, deberían favorecer conductas cívicas y de respeto animal, empleando creatividad en sus festejos, con alternativas éticas de ocio, que diviertan, de lo contrario el mensaje es antipedagógico, dando a entender que es lícito obligar a los animales a hacer lo que deseamos.

Resumiendo: buscar alternativas dentro de las ferias y fiestas, que no conlleven la presencia de cualquier animal, incluida la tauromaquia. Destinar todo ese gasto económico, a eventos culturales que aporten un crecimiento a la mente. Preservar la seguridad de todos los ciudadanos.

Mamen Montaño,

Miembro de la asociación de Guadalajara Antitaurina.

 

Escribir un comentario
Para hacer un comentario escribe tu nombre y correo elecrónico (este último no se mostrará publicamente). No se pueden incluir enlaces dentro de los comentarios. El mensaje no aparecerá inmediatamente sino después de su aprobación por parte del administrador con objeto de evitar el spam

LIBROS A LA VENTA -¡nueva reedición del libro "Sigüenza, 1808-1815"!-

Hoy han visitado este sitio: 105 // Ayer 176

Back to Top