¿Cómo se explica el éxito de la especie humana?

Un amigo me señaló un documental del Canal de Historia de National Geografic titulado “La historia del mundo en dos horas” en el que se dice que los humanos son la especie de mayor éxito porque “se extendieron por todo el planeta y se adaptaron a todos los climas” de modo que superaron todos los cambios climáticos. ¿Es esto verdad?

Una de las más recientes teorías científicas (pero basada en hechos) sobre la evolución del Homo Sapiens y su éxito sobre otras especies dice que las cosas pudieron suceder más o menos del siguiente modo:

Los primates evolucionaron dando lugar a varias especies humanas que se distribuyeron por África (Homo Sapiens), Europa (Neandertales) y Asia (Denisovanos), que actuaban como bandas cazadoras-recolectoras que pasaban la mayor parte del tiempo en movimiento.

Entre 195.000 y 125.000 años atrás hubo un periodo de enfriamiento global que hizo que desapareciera gran cantidad de plantas y animales, lo que produjo una disminución de la población y un retroceso territorial de los Homo Sapiens. Hace 160.000 años en algunos puntos de la costa sudoriental de Áfricael Homo Sapiens aprendió a explotar los grandes bancos de marisco de la plataforma continental, propiciando el asentamiento de esas poblaciones.

Esta situación generó una importante competencia por el dominio de esos recursos y, como medio de enfrentarse a ella, apareció una alta colaboración entre individuos no emparentados entre sí. Este tipo de colaboración entre individuos no se ha observado en ningún otro animal: varios humanos desconocidos entre sí (incluso con idiomas diferentes) son capaces de colaborar ante un desastre o un accidente, o ante una situación de amenaza exterior.

Desde hace unos 200.000 años los ancestros comunes a Neandertales y Homo Sapiens desarrollaron la tecnología para crear herramientas afiladas de piedra.

Y hace unos 70.000 años, cuando el clima volvió a ser cálido y se podía volver a la grandes praderas y bosques, estos Homo Sapiens desarrollaron micro herramientas afiladas de piedra y las pusieron en las puntas de palos, dando lugar a armas arrojadizas punzantes: venablos lanzados con propulsor, y más adelante, al arco y las flechas.

Esta combinación (alta colaboración y armas a distancia) fue fatal para sus competidores ya que le permitió iniciar una nueva expansión que le llevó a la conquista de África, Asia, Oceanía Australia y Tasmania, y por el norte, Europa, Siberia, América del Norte y del Sur (solo le faltaron Madagascar y algunas islas del Pacífico, que fueron pobladas hace 10.000 años; y la Antártida).

Esta invasión transformó el entorno allí donde fue, pues con su llegada se extinguieron todos los grandes animales de esos lugares: mastodontes, perezosos gigantes, canguros gigantes… (salvo en África y las selvas de Asia) y sus competidores: neandertales y denisovanos.

Por lo que la expansión por todo el planeta y por casi todos los climas no sería la causa del éxito humano, sino que por el contrario sería la consecuencia de que la especie humana sea la especie más invasora del planeta, mientras que su éxito se debe a su gran capacidad de cooperación e innovación tecnológica, que utiliza continuamente para eliminar del entorno a sus competidores (ya sean humanos o no).

Asusta ¿eh? Bueno, como buena noticia debo decir que los comportamientos se pueden modificar con la cultura, y poco a poco nuestra especie lo está haciendo, eso es lo que llamamos civilización; aunque en momentos de escasez, siempre reaparecen los comportamientos más instintivos (véase si no, cómo la crisis desempolva los nacionalismos, chovinismos, aislacionismos, extremismos…).

Cuidado con los documentales que, aun siendo de cadenas reconocidas, tienen que competir con el cine y las series de ficción por lo que echan mano del drama, suspense, espectacularidad… olvidando a menudo el rigor científico.

Vía: Curtis W. Marean, La Especie más invasora. Investigación y Ciencia, octubre del 2015.

Back to Top