Jue08132020

Last updateMié, 12 Ago 2020 3pm

Back Está aquí: Home ENTREVISTAS Entrevista a Pilar Martínez Taboada, Cronista Oficial de Sigüenza

Entrevista

Entrevista a Pilar Martínez Taboada, Cronista Oficial de Sigüenza

Al cumplirse 5 años del nombramiento de Pilar Martínez Taboada como cronista oficial de Sigüenza,  preguntamos sobre el significado y funciones de dicho cargo.

¿Cómo fue tu elección como cronista?
Yo tenía otros candidatos, si me hubieran preguntado hubiera hablado de varias personas que  están en la mente de todos que podrían haber sido cronistas, que tienen publicaciones y conocimiento de la ciudad. Yo siempre había declinado este papel. Acepté el cargo cuando me lo ofrecieron porque lo iba a hacer conjuntamente con mi padre, el anterior cronista. En los últimos años le estaba sustituyendo en muchas ocasiones. No sabíamos que iba a ir tan rápida la enfermedad que le hacía olvidarse de las cosas, y en aquellos momentos era como arroparle. A mí me nombran como cronista el 28 de junio de 2010 aunque la ceremonia de la imposición de la medalla fue seis meses más tarde. La decisión fue tomada de manera unánime por el Ayuntamiento.

¿Qué requisitos tiene que tener un cronista?
Tienes que haber demostrado en la trayectoria de tu vida que has dedicado tu investigación y tu trabajo a la ciudad. Con ese currículum que respalda ese conocimiento de la ciudad, el Ayuntamiento te tiene que nombrar por unanimidad de sus miembros. Es un cargo honorífico por el que no se recibe remuneración y es de carácter vitalicio. Puedes renunciar por enfermedad pero sigues siendo cronista emérito de por vida. Si me preguntan por qué soy cronista oficial respondo que lo he vivido en casa desde niña, era como si el Doncel y Doña Blanca fueran de la familia. Hice la carrera de Geografía e Historia, en tercero opté por el Arte, y cuando me planteé mi labor de investigación, el catedrático José María Azcárate dirigió mi tesis sobre urbanismo, comparando Sigüenza con otras ciudades amuralladas de la provincia, al final me decanté por estudiar Sigüenza. Fue una tesis novedosa en el sentido que una historiadora de Arte hiciera una tesis sobre urbanismo. Me dio muchas compensaciones la tesis aunque también me ha dado disgustos con lo mucho que ha sufrido la ciudad.

¿Cuáles son las funciones del cronista?
En la época de mi padre, su labor era la del periodista, tenía una sección fija en Nueva Alcarria y mandaba la crónica de lo que pasaba en la ciudad. Ahora la cosa ha cambiado porque los medios de comunicación son más inmediatos. Una labor que tiene que hacer el cronista es hacerse eco lo que sucede relacionándolo con la historia porque las cosas no surgen de la nada y todo tiene su razón de ser. En mi caso en ocasiones se confunde la labor de cronista con la que hago dentro de la Fundación Martínez Gómez-Gordo. Durante un tiempo escribí unos artículos titulados “La voz de la cronista” en la página web de la Fundación y cuando por una serie de problemas tuvo que cerrarse la página web he seguido haciéndolo en la página de facebook de la Fundación. Ahora queremos retomar otra vez la página web. También seguimos organizando todos los años a través de la Asociación El Doncel de Amigos de Sigüenza las Jornadas de Estudios Seguntinos “Conoce tu ciudad”

Por otra parte tengo que responder a lo que mi pida el Ayuntamiento u otras instituciones de la ciudad, por ejemplo en la exposición del Área de Rehabilitación Integral (ARI) del Ayuntamiento o en el último Congreso de Arqueología Medieval, en donde se hizo un homenaje a mi padre y se me pidió que interviniera como cronista. Estoy en la junta directiva de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago, como cronista. En el tema de los tapices intervine como miembro de la Fundación y como cronista. También participo así en Sigüenza Universitaria. Todos los años me pide el alcalde que haga un pequeño artículo para el programa de fiestas. Una de las cosas de las que estoy más orgullosa es de las jornadas Conocer tu ciudad infantil. Nuestra intención era transmitir el entusiasmo por el patrimonio de la ciudad a los niños. Las organizaba la Fundación que está muy unida con la actividad de cronista.

Aparte de estas actividades en la ciudad también se trata de dar a conocer la ciudad en el exterior, en estos dos últimos años lo he hecho por una parte en Hispania Nostra, donde formo parte de la Junta Directiva y por otra en las reuniones de Cronistas de España, allí la última vez intervine sobre los tapices y lo han publicado en un folleto que se difunde entre todos los cronistas.

Desde tu punto de vista como cronista ¿Cuáles han sido los problemas más graves que ha tenido la ciudad?
El primer problema fue lo que sufrió durante la guerra civil, renació de sus cenizas, primero la catedral, el seminario y poco a poco se fue recuperando, solo nos quedaba la iglesia de Santiago. Otro problema fue que en el momento en que se pudo rehabilitar el casco antiguo había una política de viviendas completamente distinta. La construcción de las llamadas casas baratas hizo que mucha gente se marchara y no rehabilitara sus viviendas. Luego hubo otro suceso que es el vendaval de 1993 que se llevó muchos tejados, eso hizo que la ruina técnica de los edificios estuviera presente en muchos lugares y se tiraran algunos inmuebles de las Travesañas. La Travesaña Baja es el exponente de lo que pasó en Sigüenza, los solares que quedaron de la guerra se han construido con mayor o menor fortuna a la hora de aplicar la tipología seguntina, se han hecho cosas que no corresponden a esta tipología. Hay leyes que protegen el patrimonio inmobiliario pero se pueden interpretar y a veces no te explicas como se pudieron hacer algunas actuaciones. Cuando se hizo el Plan de Murallas hubo críticas porque se pensaba que lo que queríamos era frenar el desarrollo urbanístico de Sigüenza. Yo quiero que la gente valore que dentro de su propiedad hay un bien de un gran valor que si se sabe gestionar bien le puede traer un gran beneficio. Ahora con el nuevo plan que se va a hacer, vamos a poder hablar todos y hacer alegaciones. Intentamos concienciar a la gente del valor de su patrimonio que es más extenso que los monumentos y el arte mobiliario, está también el patrimonio inmaterial como la música y las tradiciones.