23 de abril: una fecha vinculada a Sigüenza

El 23 de abril se celebra el Día del Libro, pero también recordamos el día en el que se colocó la piedra fundacional del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Día muy unido a Sigüenza pues fue fray José de Sigüenza quien nos dejó por escrito el relato de los acontecimientos que tuvieron lugar en aquellos días, y el lugar exacto donde se colocó esta primera piedra que no fue hallada hasta el año 1971.

En 1562, un año antes de la colocación de la primera piedra, nos dice el padre Sigüenza cómo se preparó el terreno y se abrieron zanjas para construir los cimientos en un paraje solitario junto a la humilde aldea de El Escorial. Sigüenza nos explica que el 23 de abril de 1563:

A 23 días de Abril de este mismo año de 63, en que se celebró la fiesta de San Jorge, le pareció a Juan Bautista de Toledo que era ya tiempo de comenzar la fábrica y asentar la primera piedra, fundamento de todo el cuadro y planta: juntó los aparejadores y oficiales, llamó a los religiosos para que se hallasen presentes (no pudo subir el Prior al sitio porque estaba fatigado); el Vicario y los demás que hemos nombrado llegaron al medio de la zanja, que estaba abierta en la línea y perfil que mira al Mediodía, que es ahora debajo del asiento del Prior en el refectorio, en la mitad de aquel lienzo o fachada. Hincáronse todos los religiosos y todos los circunstantes de rodillas, dijeron muchos himnos y oraciones invocando en favor y gracia divina, levantáronse y tomaron una piedra cuadrada, que tenían ya aparejada para el efecto, y asentáronla con mucha devoción y aún lágrimas, suplicando a Nuestro Señor fuese servido prosperar aquella fábrica y levantarla para su gloría y servicio: tenía la piedra escrita en sus lados el nombre del fundador y del arquitecto, el día y el año en que se asentaba, con estas letras.

En la superficie alta: DEVS O, M. OPERI ASPICIAT.

En el otro lado: A FVNDANENTIS EREXIT M.D.LXIII.

En el otro lado: I0AN. BAPTISTA ARCHITECTVS. IX KAL MAII”.

La piedra mide 40 cm de alto por 160 de largo, lo curioso del caso es que estuvo desaparecida durante siglos, desconociendo la localización exacta, pero en el año 1971 mientras se realizaban las obras de construcción de unas nuevas cocinas fue hallada en una pequeña estancia. La ubicación de esta piedra fundacional coincide exactamente con el lugar donde la sitúa el padre Sigüenza, justo bajo la silla del Prior ubicada en el Refectorio del Monasterio.

Para ver la piedra hay que bajar unas escaleras y atravesar pasadizos estrechos, al llegar a una sala abovedada, justo detrás de una puerta, se encuentra la piedra fundacional.

Este hallazgo viene a demostrar, una vez más, la exactitud de lo narrado por el padre Sigüenza sobre la fundación y construcción del Monasterio de El Escorial en su obra.

Imagen: piedra fundacional en el momento de ser hallada.

En la cara lateral de la imagen se puede leer:

PHI II YS (FILIPVS II HISPANIARVM REX)

En la parte alta: DEUS O, M

OPERI ASPI

Dios óptimo. Máximo. Vele por esta obra.

 

Antonio Nicolás Ochaíta

Autor del libro: Vida y obra de fray José de Sigüenza

 

 

 

 

LIBROS A LA VENTA - ¡Novedad! - "Sigüenza, una larga historia", libro-cómic

Hoy han visitado este sitio: 127 // Ayer 219

Back to Top