Mar11192019

Last updateLun, 18 Nov 2019 9am

Back Está aquí: Home La hoja de parra EL rey recibe. Eduardo Mendoza. Seix Barral.

La hoja de parra

EL rey recibe. Eduardo Mendoza. Seix Barral.

Este barcelonés nacido en 1943 recibió el Premio Cervantes de las Letras Españolas en 2016, premio merecido tras una larga y meritoria carrera como escritor. Autor, entre otras obras, de La verdad sobre el caso Savolta (1975), que obtuvo el Premio de la Crítica, y La ciudad de los prodigios (1986), que en Italia mereció el Premio Grinzane Cavour y en Francia fue considerado como Libro del Año por la prestigiosa revista Lire, y que son dos libros de referencia en la literatura española contemporánea; en 2010, Riña de gallos. Madrid, 1936, se alzó con el Premio Planeta. Y muchas de sus obras han sido traducidas por los más acreditados sellos extranjeros. Es obligado hacer referencia a la serie de humor protagonizada por un pintoresco detective anónimo que comenzó en 1979 con El misterio de la cripta embrujada y finaliza –de momento– en 2012 con El secreto de la modelo extraviada. En medio están El laberinto de las aceitunas, La aventura del tocador de señoras y El enredo de la bolsa o la vida. Todas ambientadas en Barcelona.

Con El rey recibe el autor da vida a la primera entrega de una trilogía. En ella, a mitad de camino entre el carácter serio y cómico que adorna su obra, muestra una visión llena de ironía de la realidad, en esta ocasión la de la sociedad española de los años sesenta y setenta, en los estertores del franquismo. Introduce al lector en ese mundo tan particular en el que lo grotesco mezcla con lo solemne no solamente en el contenido de la historia sino patente en la misma forma de narrar, algo a lo que nos tiene bien acostumbrados Mendoza en sus creaciones. Así que nos vamos a la Barcelona de aquellos tiempos en la que el joven Rufo Batalla, una especie de repórter Tribulete en una publicación diaria de la capital, se ve obligado a desplazarse a Palma de Mallorca para cubrir la boda del príncipe Tukuulo, regio exiliado de un pequeño país báltico ocupado por la Unión Soviética. La víspera de la boda conoce y termina en la cama con una joven que resulta ser la novia del famoso príncipe. No obstante, termina por entablar con el atrevido esposo una amistad que servirá de hilo conductor a los avatares de la narración. Posteriormente, asfixiado por el clima de vacuidad mediocre y asfixia vital que se respiraba en nuestro país, con imposibilidad absoluta de crecer intelectualmente, decide emigrar a Nueva York para experimentar algo parecido a un respiro en libertad, conocer otras formas de convivencia menos asfixiantes y abandonar un ambiente familiar aburrido y agotado. Así pues, el héroe descubre un universo que va surgiendo con expresiones culturales de vanguardia, el incipiente movimiento gay, la lucha por la igualdad racial, el feminismo… todo ello a través de una serie de estrambóticos personajes que pululan por las calles de la ciudad más cosmopolita del planeta. Y van apareciendo acontecimientos que dieron vida a aquellos años; el caso Watergate, el asesinato de Carrero, la guerra fría, la no tan fría de Vietnam, la proclamación de Juan Carlos como Príncipe de España, etc. Mendoza inicia así un viaje por los acontecimientos mundiales de aquellos años, en los cuales precisamente el autor vivió por aquellos lares, proyectándose en el personaje como un atolondrado alter ego. El estilo del autor es tan refinado como de costumbre ofreciendo de nuevo una capacidad narrativa de primera calidad, haciendo la lectura amena y cercana al lector. Habrá que esperar las dos siguientes entregas de la historia para tener una visión más completa del universo literario que el premio Cervantes pretende, puesto que esta primera entrega viene a ser como un aperitivo que no sacia lo suficiente.