Mié10212020

Last updateMar, 20 Oct 2020 10am

Back Está aquí: Home La letra violeta Ciberfeminismo: las cyborgs

La letra violeta

Ciberfeminismo: las cyborgs

Tras haber vivido un tiempo de confinamiento que parece que se va a repetir como si fuera un mal sueño, parece oportuno pensar en la relación de las mujeres con la tecnología.

El vivir en entornos rurales nos proporciona privilegios enormes, como la calidad de vida y la naturaleza, pero respecto a las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) volvemos a sufrir una injusta precariedad. Si además investigamos sobre el uso de las TIC de las mujeres y los hombres, encontramos de nuevo otro punto en el que las mujeres están en desventaja: la brecha digital de género.

Si sumamos la brecha digital rural con la brecha digital de género, el panorama no parece muy halagüeño pero aún así hay mujeres que han sabido aprovechar el nuevo espacio de relación, comunicación y difusión que ofrecen las nuevas tecnologías para reflexionar y concienciar sobre las desigualdades entre mujeres y hombres en nuestra sociedad. Al activismo feminista a través de las TIC se le conoce como ciberfeminismo.

El término “ciberfeminismo” está inspirado en el Manifiesto Cyborg de Donna Haraway (1984) que plantea la existencia de un sujeto cyborg asexuado para reflexionar sobre la posibilidad de relaciones sin prejuicios de género. Más tarde, Sadie Plant, autora de Ceros y unos, definió el ciberfeminismo como:  “una cooperación entre mujer, máquina y nuevas tecnologías. La relación entre la tecnología de la información y la liberación de la mujer viene de antiguo”. Y Faith Wilding afirmaba: “Se podría decir que el ciberfeminismo está todavía en su fase vanguardista de desarrollo. La primera ola de exploradoras, amazonas e ‘inadaptadas’ han deambulado por un territorio que generalmente es hostil, y han encontrado una nueva tierra necesitada de descolonización”.

En septiembre de 1997 se produjo, por iniciativa de Documenta X y la Bienal de Berlín, el Primer Encuentro Internacional Ciberfeminista. Para entonces, ya había un amplio recorrido de mujeres que reivindicaban las nuevas tecnologías como un espacio de relación y comunicación en el que expresarse y crear alianzas y, desde entonces, el movimiento ciberfeminista ha seguido creciendo y desarrollándose.

En 2011 el Instituto de la Mujer publicó el estudio Prácticas del Ciberfeminismo. Uso y creaciones de identidades en la red como nuevo espacio de relación, en el que analiza distintas fuentes de ciberfeminismo. Entre las conclusiones de este estudio, sus autoras afirman: “Podríamos decir entonces que la praxis feminista on line no tiene un horizonte diferente al resto de feminismos. Es decir, se trataría de un mismo fin con diferentes caminos. Eso sí, las nuevas tecnologías permiten amplificar las denuncias y coordinar estrategias y acciones, y en todas las iniciativas, el trabajo presencial de las mujeres y organizaciones, combinado con las acciones virtuales, ha sido decisivo para que concluyeran con éxito”.

Aquí las webs que obtuvieron más puntuación según los criterios de calidad del estudio y que siguen activas:

GenderIT: www.genderit.org (Internacional)
Mujeres.Net-Feminismos y Género:    www.mujeresnet.info (México)
Donestech: donestech.net (España)
Fundación mujeres: www.fundacionmujeres.es  (España)
Mujeres en red: www.mujeresenred.net (España)
Sin género de dudas: www.singenerodedudas.com/ (España)
Federación de Mujeres Progresistas:    www.fmujeresprogresistas.org (España)

Alimentad vuestra curiosidad, informaos, elaborad un pensamiento propio, cread contactos, organizaos, que aún queda mucho sistema por hackear:
“Si las mujeres viven en una estructura machista que intenta controlar sus movimientos y acciones ¿no han sido, desde siempre, hackers?”
Hacktivista

Más fuentes:
Ida Peñaranda Veizaga. Ciberfeminismo: Sobre el uso de la tecnología para la acción política de las mujeres (2019).
Prácticas del Ciberfeminismo. Uso y creaciones de identidades en la red como nuevo espacio de relación. Instituto de la Mujer (2011).