Creando mi futuro

En diferentes momentos de la vida a veces surge insatisfacción, hay personas que viven sus vidas dependiendo más de los acontecimientos que van surgiendo que de sus propios objetivos.

¿Podemos influir en nuestra vida a largo plazo? Por supuesto. Con las limitaciones que imponen las circunstancias y los recursos, pero podemos influir en lo que queremos que nos ocurra.

En ocasiones, dejamos de plantearnos hacer cosas porque las vemos difíciles, lejanas en el tiempo o porque no encontramos el momento para empezar.

Una persona proactiva es responsable de sus actos, toma el control activo de su vida, toma iniciativas, es creativa, asume la responsabilidad de sus logros y dificultades, mejora su desempeño, enriquece su calidad de vida y se siente dueña y productora de su destino.

Algunas preguntas que pueden ayudarte a comenzar a crear tu futuro:

  • ¿Qué cambiaría si pudiera?

  • ¿Qué me gustaría introducir en mi vida?

  • ¿Qué me gustaría eliminar?

  • ¿Cómo quiero que sea mi vida dentro de 1 año?

  • ¿Qué puedo hacer mañana para ir avanzando en esos objetivos?

       Terapia con caballos

Una vez establecidos los objetivos, vamos a ir introduciendo las acciones que nos llevarán a ellos en el día a día; debemos valorar ventajas e inconvenientes y los esfuerzos a realizar.

Nos hemos planteado un escenario de cómo nos gustaría estar, para alcanzarlo habrá que empezar a hacer cosas ¡ya!

No esperar a que dentro de 1 año las cosas hayan surgido por sí solas o por arte de magia.

En este caso, se abordó si el futuro o el destino que se desea hay que dejar que llegue o hacer todo lo necesario para crearlo.

En todo cambio personal es importante saber que determinados componentes externos pueden condicionar nuestra respuesta emocional mientras nos encaminamos a las metas elegidas.

En estos momentos es fundamental el autocontrol emocional para poder conservar un estado de búsqueda permanente y mantener la mente creativa y descubrir soluciones.

"Cuando una puerta se cierra otra se abre; pero en ocasiones vemos por mucho tiempo y con mucho remordimiento la puerta cerrada, que no vemos las que se han abierto para nosotros.”Alexander-Graham-Bell

A la hora de conseguir nuestro objetivo no debemos fijar nuestra atención en los obstáculos, sino en cómo superarlos. De poco sirve una mente inteligente si ante el primer obstáculo nos hundimos porque las cosas no van como esperábamos que ocurriesen y no empleamos la creatividad.

Raquel Resines Ortiz

Liderazgo y Equilibrio

Psicóloga colegiada M- 17872

T: 679381124


Back to Top