Dom06162019

Last updateDom, 16 Jun 2019 8am

Back Está aquí: Home SOCIEDAD Otra forma de viajar

Sociedad

Otra forma de viajar

Los transportes actuales nos permiten elegir muy diversos medios, el habitual es el coche, pero el tren, el avión y el crucero son opciones que también tomamos cuando queremos hacer turismo. La necesidad de movernos parece innata y no concebimos nuestra vida sin medios de transporte. Tenemos medios muy rápidos que nos llevan hasta muy lejos, pero cada vez más, puede que por el ritmo frenético diario, buscamos el viaje lento, bien sea andando (Camino de Santiago), en bicicleta (Rutas Verdes) y, aunque no en España, podemos viajar en barcos fluviales.

En Europa hay una extensa red de ríos, lagos y canales por donde se puede navegar lentamente (menos de 10 km/hora), de manera que los encontramos en Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Escocia e Irlanda. Claro, para hacerlo tenemos que alquilar un barco y llegar a la base de partida para tomarlo.

1.Esclusa en el canal Nantes-Brest. Camino de sirga.

Francia ofrece muchas posibilidades gracias a la red fluvial disponible (propiedad del estado). Fue la necesidad de transporte de mercancías más eficaz lo que llevó a empezar las obras, ya en el siglo XVII, de la unión del Atlántico con el Mediterráneo, mediante la construcción del Canal de Midi, desde Toulouse a Séte (costa Mediterránea) y la del Canal Lateral del Garona desde Toulouse a Burdeos (costa Atlántica). Pero también hay otros canales al norte, por ejemplo de Nantes a Brest o a Dinar (Saint-Maló) o en algunos ríos Loira, etc. En el siglo XVIII ya se trasportaban mercancías y pasajeros por dichos canales en barcazas tiradas por caballos desde la orilla del canal (caminos de sirga- foto 1) cuando iban contra corriente, hoy, esos caminos laterales se usan para senderismo o bicicleta y son deliciosos por ser muy planos y tener en sus márgenes hospedaje cada ciertos kilómetros en los Giles d’Etape (foto 2), como los bed&breakfast (cama y desayuno). Hoy día esta red fluvial es solo para turismo, permite incluso circular veleros, con los palos y velamen recogido, para atravesar a motor Francia sin rodear toda España. Gracias a esta red fluvial se han dinamizado muchos pueblos y ciudades del interior.

Gilles d' Etape al lado de la esclusa.

En España se tomó ejemplo 100 años más tarde y a finales del siglo XVIII se realizaron el Canal de Castilla y el Canal Imperial de Aragón, con el mismo objetivo, movimiento de mercancías y pasajeros, también regulación de regadíos. El sueño era enlazar el Mediterráneo con el Atlántico por la unión del Ebro con ríos de Guipúzcoa o Cantabria y por otro lado con el Duero mediante el Pisuerga, pero el tren apareció rápidamente y sustituyó a las barcas fluviales, quedando abandonados los canales que están empezando a retomarse para pequeñas excursiones de grupo en barco por algunos tramos (Palencia y Medina de Rioseco-Valladolid), pero claro, no tiene nada que ver con ir en tu propio barco con tu familia o amigos.

3. Interior del barco.

Así que de lo que se trata es de alquilar un barco. Al igual que una rulote o una autocaravana, disponen de camarotes, simples o dobles con armario, cuartos de baño (retrete, ducha y lavabo), zona de estar y cocina americana con armarios donde guardar alimentos o enseres, uno o dos frigoríficos, espacios en cubiertas y en la proa o en la popa para estar sentado, comer o tomar el aire, algunos se pueden pilotar también desde la cubierta superior. El manejo de la embarcación no requiere de ninguna titulación y es muy sencillo, la empresa de alquiler te proporciona una clase con monitor antes de partir, si es que no lo has hecho nunca. Cuando lo contratas alquilas el tipo de barco (hay una buena gama de posibilidades y compañías) fijas la fecha, el número de días y la ruta que vas a seguir. Si no vas a volver a la base de origen puedes contratar que te lleven el coche en el que fuiste hasta allí o que te pongan una furgoneta para el desplazamiento. El barco viene totalmente equipado con vajilla, cocina y horno a gas, fregadero (foto 3), frigorífico, sábanas y toallas, edredón; el combustible cargado y el gas vale para todo el recorrido, solo tienes que recargar agua cada dos días (aproximadamente). Para moverte te dan tu libro de ruta (foto 4) donde viene toda la información necesaria para navegar, muelles de atraque, si disponen de agua o de luz para enganchar (gratis), planos detalladísimos, información de esclusas y horarios, de los pueblos por los que pasas, con sus características, horarios de visitas a monumentos, etc. En definitiva que no echas nada de menos

4. Plano de parte del canal Nantes-Brest.

 

También puedes alquilar bicicletas para llevar en el barco y pedalear al lado del canal o llegar al pueblo cercano desde tu punto de atraque.

5. Zona de recreo con restaurante en el río Vilaine.

Hace diez años recorrimos casi desde Montpelier usando el Canal de Midi hasta cerca de Touluose y me quedé fascinado, así que este año se ha dado la posibilidad de volver y hemos navegado un poco por Bretagne (Bretaña) que es como el norte de España de verde pero plana. Nuestro recorrido fue: Messac-Besle-Radon-La Gacily-Redon-Malestroite-Josselin-Malestroit- Radon-Messac, total siete días. Salvo por algún tramo de rio o laguna, donde puede haber un poco más de corriente, el agua discurre muy lentamente, la navegación por los canales es absolutamente tranquila, puede que sea eso lo que hace que inmediatamente te sumerjas en ese ritmo tranquilo y relajante, el motor se oye poco y lo que escuchas es el sonido del campo, disfrutas de los árboles (maravillosos), la vegetación, zonas de recreo (foto 5), los pájaros, los peces saltando, los animales (vacas y ovejas) pastando, o puede que tu propia música (CD o USB) en el reproductor de a bordo (no hay TV). Puedes usar WI-FI contratándolo también.

6. Josselin con su salto y la esclusa a la derecha.

Cuando hay algún cambio de nivel en el rio o el canal, lo salvamos gracias a las esclusas (foto 6 y 9), es una parte divertida de pasar donde se aprecia la obra de ingeniería para ascender o descender y salvar el pequeño salto o represa (normalmente de 1,5 m a 2,5 m) que tiene sus horarios. En Béziers (Canal de Midi) hay un salto de siete esclusas seguidas que a modo de escalera permiten cambiar 25m de desnivel, y muy cerca el canal discurre sobre una carretera y un rio a una altura considerable.

7. Atracados en Redon.

 

8. Nuestro barco en el muelle de Malestroit.

La vida se desarrolla básicamente como tú quieras, por ejemplo: al levantar desayuno tranquilo amarrado al muelle donde dormimos, o ya en marcha; ducha mientras vamos navegando; arreglar un poco el camarote y preparar algo de comida; mientras: charlamos, salimos a cubierta a disfrutar, fotografiar. Que viene un pueblecito, pues parada y a comprar algo en el mercado (lo mismo ese día hay mercadillo), un aperitivo en el muelle o navegando, parada para comer (foto 7), a tomar el aire, el sol, la siesta en cubierta o en el camarote, llegar a otra población (foto 8), reservar en algún restaurante y cenar allí o hacerlo en el barco, recorriendo antes el pueblo, el castillo, o la iglesia. La noche te acoge en el rio o canal (no está permitido navegar de noche) y descansas plácidamente, a veces oyendo como llueve. Las relaciones con el resto de navegantes de otros barcos son fáciles pues se sienten igual de relajados que nosotros. Eres tú el que te vas a marcar cuantas horas navegas, que hacer en cada momento; tus compañeros de viaje se sienten bien, como tú,  y ponerse de acuerdo para lo que sea no resulta difícil. La gente de los pueblos es amable, hacen por entenderte o hablan incluso algo de español.

9. Barco entrando en la esclusa de Messac.

En Francia tienes recorridos también por Aquitania, Borgoña, Sarre y Lorena, y más. La temporada es de abril a octubre el resto del año se dedican a mantenimiento de los canales y esclusas. Puedes contratar por internet, incluso en español.

De interés: https://es.france.fr/es/turismo-fluvial-francia.
Compañías de alquiler: https://www.leboat.es/, https://www.locaboat.com/, https://www.boat-renting-nicols.co.uk/,

Al tener tantas opciones solo tienes que perder el tiempo para decidir lo que quieres hacer, que región te apetece más, que ruta, que tipo de barco (foto 10), cuantos días, etc.

10. Otro tipo de barco y molino en Messac.

 

Una vez en el barco tú te organizas y decides. Si puedes, es aconsejable pagar un poco más y alquilar un barco mayor, es decir si sois cuatro o seis, tomar uno de seis u ocho, de otra manera a alguno/os les tocará dormir en la parte de estar-cocina. Fuera del verano (temporada alta) hacen ofertas en que puedes conseguir precio desde 50-60 euros/día en barco de 8-10 personas.

Las fotografías las hice a lo largo de la ruta que realizamos en Bretaña.